ConBurkina
twitter facebook rss

TALLERES DE FORMACIÓN

El taller de construcción de bóvedas tabicadas de BTC se organizó tanto para la formación de los estudiantes de la Ecole Supérieure Polytechnique de Kaya (ESPK), en Ouagadougou, como para la formación de los jóvenes del pueblo de Baasneere. 

La intención de esta experiencia educativa respecto a los estudiantes de ingeniería de la ESPK era formar a profesionales de la construcción en la técnica de la bóveda tabicada de BTC dotándoles, así, de una nueva herramienta, para el diseño de edificios empleando materiales locales. En cuanto a la formación de los jóvenes de Baasneere, la intención del taller era implicarlos en la construcción de la escuela y contribuir, de esta manera, al empoderamiento de la población local y a la asimilación del proyecto, por parte de la comunidad, como algo propio.

Los talleres se plantearon siguiendo la metodología learning by doing, proceso de aprendizaje en el que, partiendo de la realización de una actividad práctica concreta, se extraen las reglas que la han hecho posible obteniéndose los conocimientos teóricos de forma deductiva. Siguiendo este método, el taller de construcción de bóvedas tabicadas se estructuró en tres partes: 

En el caso de la formación de los jóvenes de Baasneere, el taller incluyó además una actividad práctica de diseño de espacios abovedados.

Sesión introductoria

Los talleres se iniciaron con una sesión introductoria en la que se describió el programa del curso y se explicó brevemente el sistema constructivo de la bóveda tabicada y su utilidad, mostrando fotografías de casos reales de empleo de esta técnica para facilitar su comprensión. 

El taller de formación profesional para jóvenes de Baasneere se desarrolló en un espacio situado junto al aulario de la escuela, construido en la primera fase del proyecto. Este pabellón resultó ser un buen recurso de apoyo para la sesión introductoria, ya que permitió a los alumnos observar las bóvedas que lo cubrían, realizadas con una técnica diferente, y compararlas con los ejemplos aportados para extraer unas reflexiones previas.

Sesión sobre trazado y construcción de bóvedas tabicadas

Esta sesión se ha estructurado en dos actividades diferentes: 

 En este taller se pretendía que los alumnos:

– Aprendieran un sistema sencillo para diseñar cimbras a pie de obra.

– Comprendieran la importancia de un trazado correcto para la estabilidad de las bóvedas.

– Fueran capaces de fabricar todos los medios auxiliares necesarios para su construcción. 

La cimbra que se debía construir en el taller consistió en una guía de madera fabricada con una plancha en la que se marcó, en primer lugar, la curvatura de la bóveda. De manera muy sencilla, esta curvatura podía trazarse a partir del arco que forma una cadena al colgar de sus dos extremos.

 

Este taller consistía en la construcción de una bóveda tabicada de BTC empleando las cimbras fabricadas en la actividad anterior.

En esta tarea los alumnos pusieron en práctica la técnica constructiva y asimilaron conceptos de ejecución fundamentales como la importancia de dotar a las bóvedas de un apoyo firme o de evitar las juntas continuas. 

Por otra parte, en esta tarea se enfrentaron por primera vez al empleo del yeso como material de construcción para la elaboración del mortero de agarre de las piezas. Para que la actividad resultara dinámica y efectiva, se dividió a los alumnos en grupos de siete personas que acometieron de forma independiente la construcción de una bóveda.

Esta sesión concluyó con una puesta en común, para extraer las principales lecciones aprendidas y poner de relieve los aspectos fundamentales a tener en cuenta.

Sesión sobre diseño de espacios abovedados

Esta actividad se llevó a cabo únicamente en el taller de formación de jóvenes en Baasneere con la intención de generar una valoración positiva de las construcciones con bóvedas tabicadas y favorecer así la estima y la apropiación del edificio de la escuela por parte de la comunidad. 

Esta sesión estaba orientada al descubrimiento de las posibilidades que esta técnica ofrece desde un punto de vista arquitectónico y expresivo y se estructuró en dos partes:

 

Para el desarrollo del taller se dividió a los alumnos en dos grupos a los que se les repartió tela, cañas y cuerda. Con estos materiales debían construir un bastidor y colocar las telas de manera que, al colgar, formaran la figura invertida del espacio deseado. Una vez completado el modelo empapado en escayola y dejado secar, se realizó una puesta en común en la que se reflexionó sobre el funcionamiento de las bóvedas.

Esta actividad permitió a los alumnos obtener un conocimiento más abstracto de la técnica e incluso trabajar aspectos relacionados con el diseño de espacios, pudiendo ver las posibilidades de la nueva tecnología aplicada a otros edificios como sus propias viviendas.